Antes de empezar una caminata por la montaña, asegúrate de llevar buen calzado, botella de agua, gorra o abrigo según la época del año y sobre todo muchas ganas de disfrutar la naturaleza.

  1. El principal beneficio de caminar por campo, montaña, zonas rurales, y ahora más que nunca imprescindible, es que oxigenas tus pulmones, les das aire de calidad y así disminuyes en gran parte problemas respiratorios. También aumenta la densidad ósea, para prevenir la osteoporosis. El Parque Natural de Sierra Nevada es un sitio perfecto para el senderismo.
  2. Ves la vida de una forma más positiva, sin agobios. Andar por la montaña reduce los pensamientos negativos y obsesivos. Se reduce la actividad neuronal de la corteza prefrontal, que es la que se asocia a enfermedades mentales. Se trata de conseguir disminuir todo el ruido mental que nos genera nuestra vida diaria. Necesitamos tranquilidad y paz.
  3. Te hace vivir más despacio y más consciente. Pasear sin prisa, disfrutando del paisaje, de la naturaleza, de los animales que ves por el camino, de las hojas, de los colores… Disfrutar en familia de vuestro tiempo irrepetible, en nuestros alojamientos rurales.
  4. Te ayuda a socializar, desde la tranquilidad. Nuestra vida diaria está llena de estrés, de prisas, de falta de tiempo…No nos damos cuenta que muchas veces no somos capaces ni de parar 2 min para mantener una mínima conversación, aunque sea con el frutero del super. Siempre con prisas de un lado a otro. En la montaña te saludas con cualquier desconocido que pasa por tu lado, un simple “hola” es suficiente para hacerte sentir bien. ¿Te has cruzado con alguien en Cortijo Balzaín y os habéis saludado?
  5. Está más que comprobado, que hacer deporte al aire libre aumenta la producción de endorfinas, que son las encargadas de la felicidad y nos libera del estrés. Al tener menos estrés, vamos a mejorar nuestra calidad de sueño. Y en nuestras casas rurales se duerme de maravilla
  6. Descubres lugares mágicos a los que no se puede llegar de otra manera, solo caminando. Y en Granada hay infinidad de rincones únicos que tendrás que descubrir.