Loja

Ciudad de fuentes y patria de Ramón María Narváez, valido de Isabel II, Loja se alza al amparo del monte Hacho y al antojo del río Genil.

Historia

Roma la conoció como Tricolia, que pasó a denominarse Lawsa durante el período musulmán. Tras varios intentos de reconquistar la ciudad, principalmente por parte de Fernando III, los Reyes Católicos se la arrebataban a Boabdil y la incorporan a la Corona en 1486. El siglo XIX fue testigo de la sublevación campesina de Loja, en protesta contra Isabel II, de quien general Ramón María Narváez fuera jefe de gobierno.

Gastronomía

La tradición lojeña más antigua se mantiene viva en la mesa a través del chuchifrito de chivo, la sobrehúsa y los tenuillos primaverales, que se suelen comer el día de San Marcos. La repostería autóctona confía en su torta real, de almendra y huevo, sus pastelillos blancos y sus roscos de Loja, hechos con bizcocho relleno de huevo y merengue.

Fiestas y tradiciones

Durante la Candelaria (2 de febrero), arden en las calles las hogueras preparadas. En Carnaval, las agrupaciones compiten por los mejores disfraces entre pasacalles y ambiente de fiesta. La Semana Santa recorre en procesión las calles, con la figura de los incensarios, una de sus bellas tradiciones. Entre el jueves y el domingo de Semana Santa se organiza un paseo popular por la Ruta de los Pescaeros, que une Loja con Torre de Mar. La última semana de agosto, la Feria Grande llega con sus actos culturales y sus actividades deportivas.

Visitas

El centro del pueblo queda articulado por el recinto fortificado medieval, en el que se eleva su imponente torre Ochavada. La iglesia Mayor de la Encarnación, que alterna el estilo gótico mudéjar de sus pilares con el neoclasicismo de su gran campanario, y la iglesia de San Gabriel, obra de Diego de Siloé, con sus principales edificios religiosos, junto con el convento de Santa Clara, de portada gótica, y la ermita de Jesús Nazareno. La fuente de los 25 caños, también llamada “de la Mora”, y la salina de Fuente Camacho demandan con justicia su importancia histórica en Loja. También merece la pena destacar el mausoleo del general Narváez, en mármol de Carrara.

Alrededores

La sierra Martilla contiene una serie de dólmenes del Calcolítico de gran interés.

By |2016-12-13T15:59:05+00:00abril 5th, 2008|Granada|