Ruta: Fuente Fría (Huenes)

Itinerario de Senderismo: Fuente Fría (Huenes).

Fuente: Caminos y veredas de Granada I (1996).

Una vez pasado el Cortijo del Hervidero, continuamos la pista forestal, dejando a nuestra drcha. el Canal de la espartera, y a 1 km a la izq. hallamos el camino al arroyo del Huenes, donde aparcaremos.

El carril continúa para convertirse pronto en vereda, que transcurre al otro lado del Barranco del Huenes. En varias ocasiones se cruzan arenales que pueden proporcionarnos algún que otro resbalón (cuidado); poco a poco vamos ganando altura tratando de rodear la hermosa mole del Cerro Huenes, y ala media hora de haber iniciado la marcha, empezamos a dar vista a la ciudad de Granada, desde el paso de uno de los arenales.

A la hora de camino, llegamos a la confluencia de 2 veredas, la que traíamos con dos variantes, la de la izq., nos llevaría en descenso al arroyo del Huenes, y la drcha. en ascenso, es la que hemos de tomar.

Después de otear el horizonte continuamos ahora a través de un frondoso pinar hasta dar vista al Refugio de Fuente Fría. En su día, existió en dicha zona un vivero forestal. El interior del refugio, esta totalmente destrozado, utilizándose actualmente como redil para el ganado, sin control ni cuido alguno. Seguimos ascendiendo unos cientos de metros, bien por a vereda, o bien por le carril de nueva construcción, hasta encontrar Fuente Fría, un poco decepcionante su presencia, y no solo por la falta de agua, que pobremente mana por una goma sobre una vieja bañera, sino por el poco cuidado de sus visitantes, destacando unos grandes álamos junto a una pequeña alberca, utilizada indebidamente como basurero, así como la caldera de un alambique que hace tiempo se utilizaba para la destilación de salvia, muy abundante en esta zona.

Seguimos nuestra marcha, ahora con dirección Este, por una vereda llamada de “Prado Redondo”, que encontramos a la izq., y que a veces se une al nuevo carril. En el recorrido hallamos abundante vegetación: pinos, chaparros, quejigos, endrinos, enebros, así como múltiples plantas aromáticas y medicinales. Es frecuente encontrar en la zona fauna salvaje, como: cabra montes, jabalí, paloma torcaz, pájaro carpintero, arrendajo, urraca, jilguero, etc. También gozamos con las vistas que se divisan al finalizar la subida del carril, Poyos de Monachil, Cerrajón, Calar de Güejar Sierra y Sierra de Arana.

El carril continua hacia abajo, rodeando el Cerro Huenes, Cerro Gordo y Pico de la Carne, Buscando la confluencia con una rambla arenosa, a la que nos dirigiremos, después de pasar bajo unos postes del tendido eléctrico, para comenzar el penoso ascenso hacia el Collado de Ruquino, con impresionante vista del Trevenque. En subir la rambla, hemos empleado 15 minutos.

Dejamos la senda que traíamos para desviarnos a la izq., por una pequeña vereda, de pendiente descenso con dirección al pico del Trevenque. Transcurre por un barranco, en donde a los quince minutos encontramos un recinto alambrado, dedicado a la captura de cabras monteses, para vacunarlas de la sarna, epidemia al parecer, hoy día ya controlada.

Continuando el descenso desembocamos en la Pista Forestal, la que seguiremos a la drcha. y en 45 minutos nos llevara al aparcamiento.

Duración: 4 horas.
Época: Cualquiera, pero siempre procurando evitar los grandes contrastes de calor o frió.
Dificultad:
***
Agua: Fuente Fría

 

By | 2015-09-08T16:13:28+00:00 abril 1st, 2008|Rutas y Senderos|