Ruta por la Costa Tropical

La denominada Costa Tropical, que corresponde esencialmente al litoral granadino, disfruta de uno de los climas más benignos, no sólo de la península Ibérica, sino de todo el Mediterráneo europeo. Las montañas de Sierra Nevada la protegen de los vientos del norte, generando un microclima de carácter tropical templado.

A parte de su bonanza climática, las poblaciones que la forman gozan de un rico patrimonio histórico y cultural.

El espectacular casco antiguo de Almuñécar, conocido popularmente como el barrio de San Miguel, constituye una característica muestra del urbanismo musulmán, tan influyente en Andalucía.

costatropical

En lo más alto del cerro de San Miguel se erige el castillo de origen romano, como atestiguan los restos de una de sus puertas. Más abajo del castillo se encuentra la parroquia de la Encarnación -el edificio religioso más importante de la población- y, a pocos metros de la parroquia, la céntrica avenida Europa, con bellos palacetes como el de la Najarra, actual sede de la Oficina Municipal de Turismo. Frente a este palacio se extiende el parque del Majuelo, espléndido vergel formado en parte por un jardín botánico con más de 400 especies diferentes de plantas. En las afueras del núcleo urbano se localizan tres yacimientos arqueológicos de origen fenicio. El más importante es, sin duda, la necrópolis de Puente de Noy. También es digna de destacar la torre del Monje, antiguo panteón funerario del siglo I. En el litoral de Almuñécar destacan la playa de la Herradura, una de las mejores de la Costa Tropical, y la playa de San Cristóbal, de más de un kilómetro de longitud.

La villa de Salobreña, situada en pleno centro de la misma costa, abrazada a un peñón, es un bello y pintoresco enclave del litoral andaluz. Salobreña puede presumir de poseer algunas de las mejores playas del litoral granadino. Una visita imprescindible es la plaza llamada acertadamente “el Mirador”, pues desde allí se obtienen unas espectaculares vistas de la costa y los pueblos vecinos de Almuñécar y Motril. Los barrios de la Villa, Albaicín y el Broncal, a los pies del castillo, son lugares con gran encanto. Fuera del centro histórico, su paseo marítimo, abarrotado de bares, restaurantes, pubs y discotecas. Además de estos atractivos, la actividad turística de Salobreña se complementa con sus envidiables playas, como la del Peñón, la Cagadilla o la Guardia.

motril

La ciudad de Motril, considerada la capital de toda esta comarca litoral, queda enclavada en las estribaciones de la sierra de Lújar. Pese a que no sobresale por su patrimonio arquitectónico e histórico, la localidad cuenta con una excelente gastronomía marinera y con fantásticas playas, como las Azucenas, Granada o Calahonda, al oeste de la cual, sobre el acantilado del cabo de Sacratif, se ubica un faro del siglo XIX, la única señal de guía entre el cabo de Gata y el puerto de Málaga.

Gualchos, pionera del turismo granadino y famosa por sus playas y por sus excelentes equipamientos turísticos, es una tranquila villa en cuya costa se encuentra Castell de Ferro. La playa del Castillo, al norte, y la extensa playa de Sotillo, al sur, enmarcan a la población y a todo el litoral de Gualchos.

En un diminuto valle de la Alpujarra almeriense se encuentra Albuñol, un pequeño municipio dedicado al turismo rural y a la actividad agrícola. De esta localidad destacan sus diversas torres vigías y las ruinas del castillo de la Rábita, así como el conjunto monumental formado por la iglesia parroquial de la Virgen del Rosario, la ermita de San Antonio y el convento de San Gregorio. Entre sus playas presentan gran atractivo las del Pozuelo y la Rábita, tranquila ensenada de aguas cristalinas. Otro de los enclaves más visitados de Albuñol es la Cueva de los Murciélagos, refugio en el que habitó el hombre entre el Neolítico y la Edad de Bronce.

CULTIVOS TROPICALES

Dadas las excelentes condiciones climáticas de la Costa Tropical, Motril desarrolló el cultivo de frutas tropicales y de caña de azúcar. Aunque en los últimos años el turismo ha modificado en gran medida su estructura económica, el cultivo de la caña de azúcar hizo que la villa se conociera a principios de siglo XX con el sobrenombre de “la pequeña Cuba”.

Mas información:
www.ctropical.org
www.almuñecar.info
www.ayto-salobreña.org
www.motril.es

By |2016-12-13T15:59:00+00:00abril 9th, 2008|Rutas y Senderos|