Ruta: El Trevenque

Itinerario de Senderismo: El Trevenque.

Fuente: Caminos y veredas de Granada II (1997).

Es sin duda el itinerario mas emblemático de toda la cuenca del rió Dilar, por sus características de altitud, composición y situación privilegiada. Todo ello ha originado que en el argot del montañismo granadino este pico haya sido bautizado como el “Rey de la Baja Montaña”. El Trevenque es una pirámide caliza de esbelta figura, en donde la planta que mas abunda es la gayuba.

Existen varias rutas para el acceso de este clásico de la baja montaña, pero describiremos la que nos parece mas asequible, aunque mas larga, pero mas suave.

Iniciamos la marcha desde el Collado del “Canal de la Espartera”, en donde aparcamos el vehículo. Nos dirigimos al carril de El Trevenque, situado a la izq. de la bóveda del canal, y a los 20 minutos de ascenso por la Cuesta del Fresno, después de pasar dos grandes curvas, tomamos a nuestra izq. una trocha (arenal), señalizada con línea roja sobre una pequeña roca y un indicador del “Camino de la Dehesa”. Esta vereda, aunque mas empinada, ahorra tiempo. A los 10 minutos salimos de nuevo al carril, que lo dejaremos en una pronunciada curva para seguir la vereda durante otros 10 min. Volvemos al carril, justo en el viso de los arenales y continuamos hasta el final pasando por varias barranqueras que lo cortan. Este desaparece como tal al pie de El Trevenque.

En el trayecto recorrido hemos ido divisando a la derecha los Arenales y el macizo de los Alayos de Dilar, con sus magnificas cumbres de Picacho Alto, Corazón de la Sandia, Picos de la Virgen y a la izq. la mole del Huenes con sus picos Tamboril, de la Carne y Cerro Gordo y también, los Poyos de Monachil.

Al terminar el carril, comenzamos la ascensión por la vereda que nos indica el Pino Guía, molesta no solo por ser muy empinada, sino también por la cantidad de gravilla existente en muchos de sus tramos. Seguimos la subida por la ladera Oeste, para desviarnos a la derecha de la cumbre hasta llegar a un pequeño collado; aquí ascendemos hasta coronar la cima. Estamos a 2.080 m. de altitud, siendo las panorámicas completas en cualquier dirección. En nuestro entorno existen varios belenes navideños que acostumbran a colocar las peñas de montañeros. También solemos observar pequeños rebaños de cabras monteses con magníficos ejemplares en los cerretes y picachos próximos.

El regreso lo realizamos a través de la pequeña vereda que discurre en dirección Este-Veleta y Carril de la Cortijuela. Por ser muy pendiente y arenosa, se recomienda precaución para evitar los resbalones. Proseguimos por la arista Este de la cuerda del Trevenque, desviándonos a la izq. para bajar en unos 20 min. A la base de El Trevenque. Aquí nos cruza una vereda, el ramal de la izq. va al carril forestal de la Cortijuela, tomaremos el de la derecha, que a través de una barranquera nos conduce al nacimiento del arroyo de Aguas Blanquillas (tapado por unos troncos).

Descendemos unos pocos metros por el carril que va al Cortijo Rosales para tomar a la derecha una vereda (actualmente ensanchada), dirección a Los Arenales, por la llamada puerta de El Trevenque, en donde abundan las gayombas. Una vez en los Arenales, bajaremos durante 20 min., desviándonos a la derecha por una clara vereda que en corto tiempo, nos situará en el viso-carril. La bajada por las dos trochas elegidas al principio de la excursión desemboca en el señalizado “Camino de la Dehesa”. De nuevo en el carril, no lo abandonaremos hasta llegar al aparcamiento.

Duración: 4 horas y media.
Época: cualquiera, con las debidas precauciones.
Dificultad: ***
Agua: Fuente del Hervidero y nacimiento del arroyo de Aguas Blanquillas.

 

By |2015-09-08T16:14:23+00:00abril 1st, 2008|Rutas y Senderos|